Translate

viernes, 8 de abril de 2016

"La casa mágica" de Ismaïl Ounacer

Ilustración Ismaïl Ounacer




En un país lejano había una ciudad muy grande y muy bonita con edificios de muchos cristales, que se llama Los Ángeles. La ciudad tenía unas calles con jardines de margaritas blancas y amarillas. No muy lejos de la ciudad había una casa mágica amarilla y roja. La casa convertía a las personas en coches cuando entraban dentro de ella.

Mariam había nacido en Marraqués, una ciudad de Marruecos. Marraqués es una ciudad muy bonita con un mercado muy grande. Maríam quería entrar en la casa mágica para pedirle unos juguetes para su niña. La casa convirtió a Mariam en un coche. Su niña se puso muy triste porque su madre era ahora un coche. 

Un día Mustafa tomaba el sol con su niño y escuchó llorar dentro de la casa. Mustafa fue a la casa y entró con mucho miedo y empezó a llamar, para saber quien vivía en la casa y preguntó:

- ¿Quién está llorando?

Mustafa vió un coche llorando y el coche le dijo:

- Me llamo Maríam y al entrar en la casa me he convertido en un coche y mi niña está muy triste, porque yo no la puedo abrazar y dar besos y tiene mucha tristeza.

Mustafa fue a ver a sus amigos Pepe y Alí para contarles lo que había pasado en la casa. A sus amigos se les ocurrió una gran idea. Tenían que sacar el coche de la casa. 

Así que Mustafa consiguió sacar el coche de la casa con ayuda de su amigos Pepe y Alí. Y de pronto el coche se convirtió en Maríam.

Mustafa, Pepe y Alí habían solucionado el problema de Maríam y celebraron una fiesta, con Maríam y su hija. Invitaron a todos los vecinos y comieron y bailaron.

Y con esto os puedo decir que nuca más la gente se volvió acercar a la casa.

Fin 

 
Ismaïl Ounacer

2º de Primaria. 8 años

Canillas de Albaida 

" Si yo fuese una mariposa" de Valería Díaz Guerrero






Si yo fuese mariposa... Volaría una tarde de verano sobre el campo de Canillas de Albaida, con mis alas rosas con puntos amarillos y podría ver el paisaje. Iría viendo las flores, los pinos, los olivos llenos de aceitunas y los almendros, para recoger el polen. También vería las casas de paredes blancas y tejados rojos, y sus gentes caminando por las calles y los pájaros revoloteando contentos y felices. Iría a posarme a la ermita de Santa Ana, después bajaría a la ermita de San Antón y me encontraría con la piscina. Me daría un chapuzón en el agua fresquita.


Valeria Díaz Guerrero
4º de Primaria

"CRÓNICAS ALBAIDIANAS" de Claudia Ruiz López

   


Era una noche de viento y escuché un sonido y vi una nave espacial y salió un hombre de ella. Yo salí de la casa y vi como tenía un arma poderosa y destruyó el campo de fútbol y los árboles. Llamé por teléfono a mis amigos y nos fuimos al polideportivo. Luego fuimos a la nave y había extraterrestres dentro. Nos capturaron y nos llevaron a Marte. Alli había vida, casas y gente sin orejas. El extraterrestre se quitó el casco y había también aire y se podía respirar. 

      Le dije. - Hola. Él me respondió y me dijo también hola, y nos fuimos de nuevo a la Tierra.
   
    Yo tenía un secreto. Todas las noches iba de viaje a Marte. De repente ya no iba todo tan bien, porque ya no había aire en Marte por culpa de un villano que se llamaba Terraco, que robó el aire de Marte y tuvimos que ir a la Luna. Allí le pillamos y caso resuelto.

Claudia Ruiz López
3º de Primaria
Canillas de Albaida

"CRÓNICAS ALBAIDIANAS" de Sara Romero Stahovcova

   



Esta mañana he visto un hombre desde mi casa en una mini nave y me ha dado la sensación de que era un alienígena, porque era muy muy alto. Tenía el pelo corto de color rojo y sus ojos eran rojos. 
     Yo le he preguntado:
      - ¡Hola! ¿Tú de dónde vienes?
      Él con una voz de canté me ha dicho:
      - Yo vengo de Marte, un planeta muy bonito, pero es como un desierto y no hay nada ni siquiera hay agua ni oxígeno. Yo puedo vivir allí, porque tengo una máquina que me da todo lo que necesito.        Yo le respondí:
      -¡Ah! Pues aquí no tenemos tecnología, el oxígeno, el agua y los alimentos nos los proporciona la naturaleza. 
      El me respondió: 
       - ¡Qué cosa más interesante! Me voy a ir ya mismo, porque en llegar a Marte se tarda muchos años. 
      Yo le respondí:
      - Bueno,vale. Si quieres te puedes quedar a comer y pruebas nuestra comida. 
      Él me dijo:
      - Vale, me quedo, si quieres nos vamos ya a comer.
      - De acuerdo - le contesté - Si quieres te llevo a un restaurante donde la comida la hacen muy bien.
       - Vale, venga.

       Y nos fuimos a comer y luego se marchó.

Sara Romero Stahovcova
4º de Primaria
Canillas de Albaida.

"CRÓNICAS ALBAIDIANAS" de Javier García Cerezo.

   



 Año 2086. Esta tarde en Guadalinfo vi a un niño. Estaba seguro que tenía nueve años por la altura, no sabía utilizar el ordenador. Fue al servicio y andaba muy raro y nadie lo notaba. Creía que era un marciano pero no estaba muy seguro.Fui detrás de él y entré en el servicio y pegué en la puerta. No contestaba nadie. Abrí la puerta lentamente y no había nadie. La ventana estaba muy alta para que pudiera salir. Miré por todos los sitios pero no había nadie. ¿Se habría teletransportado? Era un caso. Eran las ocho justas. Iba para mi casa extrañado. Ya sabía que era un marciano y que se había ido a su planeta.
Javier García Cerezo
4º de Primaria
Canillas de Albaida

"La rosa y la cabra" de Javier García Cerezo


"La libélula y la mariposa" de Valeria Díaz Guerrero



"La amapola y la abeja" de Raúl Martín Fernández



"Amigas" de Sara Romero Stahovcova




"Campo alegre" de Éryka Aguilar Ganchozo



Éryka Águilar Ganchozo

4º de Primaria

"El yinun" de Aya Zarhouni


Hace mucho tiempo en un castillo de un país lejano vivía un yinun que era invisible. El yinun se alimentaba de la alegría de los niños y de las niñas.
El castillo estaba rodeado de flores de muchos colores. 




 

Cerca había un pueblo con casas muy bonitas. El pueblo se llamaba Marraqués. Allí vivían una niña y un niño, que se llamaban Maríam y Mustafa.











 
Un día el yinun asustó a Mustafa y Mariam, que paseaban por el campo. El yinum gritó:

-¡ Os voy a comer la felicidad, niños! 

El niño y la niña corrieron asustados y llorando a su casa.

 
Su madre preguntó que por qué estaban asustados y llorando. Ellos dijeron que un yinun quería comerse la felicidad que tenían en su corazón. Su madre se echo a reír, porque no creía en los yinun.

 Fin.

Ilustraciones Aya Zerhouni
Fin.



Aya Zerhouni
1º de Primaria 
Canillas de Albaida



viernes, 18 de marzo de 2016

"El kraken y las gafas de sol" de Denis Rodríguez López

Ilustración Denis Rodríguez López
   Érase una vez un kraken de color azul cielo. Un día estaba nadando en el mar y se encontró unas gafas de sol entre los corales. Las gafas eran negras y muy grandes. El kraken cogió las gafas y se las puso, se fue paseando por la orilla de la playa. Vio de pronto una kraken muy guapa, morada y simpática, que tenía un bolso pequeño de color rosa.
    La kraken vio también al kraken azul y se fue hacia él. Cuando viola marca de las gafas, se quedó boquiabierta.
     -¡Hola! - le dijo la Kraken - ¡Qué gafas más bonitas!
    El kraken se quitó las gafas para verla mejor y las guardo en un bolsillo.
     - Gracias, eres muy simpática.
   Ella se puso muy contenta y le dio un abrazo. La kraken le quitó las gafas, sin que el kraken se diera cuenta, y se las guardó. El kraken y la kraken dieron un paseo, de repente vió las gafas de sol en su bolso, que se había abierto. Así que el kraken se las quito cuidadosamente y se las puso, y le dijo: 
  -¡Eres una ladrona! 
 El kraken se puso las gafas de sol y se fue caminando por la orilla de la playa.
Denis Rodríguez López
4º de Primaria.
Canillas de Albaida

miércoles, 16 de marzo de 2016

"El caballo y la rosa" de Raúl Martín Fernández

   
Ilustración Raúl Martín Fernández

   El caballo trotaba por el prado y se encontró con una rosa. Ésta le dijo:
    -¡Eh, qué me pisas! 

     El caballo no la escucho y la pisó. La rosa enfurecida le dijo:           -¡Qué me has pisado, Blanca Flor!

   El caballo le pidió perdón, charlaron y se hicieron amigos. 

  Un día apareció el señor Jazmín. La rosa se enamoró de él y se fue con el señor Jazmín a un jardín precioso. Al día siguiente se enteró el caballo y fue a hablar con el señor Jazmín, porque estaba enamorado de la rosa, y le pidió que le dejara hablar con ella, pues quería regalarle un anillo. El señor Jazmín le dijo:

   - ¿Qué te lo has creído?

   El caballo se puso triste y se fue a su casa.

   Pasado el tiempo el señor Jazmín y la rosa se casaron y tuvieron dos rositas pequeñitas... El caballo dejó de pensar en la rosa y empezó a ser feliz de nuevo.

Raúl Martín Fernández
4º de Primaria
Canillas de Albaida

"La pareja fantástica" de Valeria Díaz Guerrero

Ilustración Valeria Díaz Guerrero



   El elefante estaba contento y cantaba, porque se había comprado ropa. Fue a la tienda pues necesitaba un armario, en la tienda  no había armarios. El elefante se marchó triste y desolado.
   De camino a casa se encontró con su amiga Águila y le dijo: 

   -Yo sé que necesitas un armario.
                                                                  
  En su casa, Águila tenía un armario robot, que él mismo guardaba la ropa, y la sacaba para el día siguiente. Preparaba el desayuno y también  peinaba a su  dueño. El elefante le prometió al Águila que sería el mejor amigo del armario y que cuidaría siempre de él.Y entonces le contaría las cosas que le sucederían en la escuela.

  Un día el elefante no pudo ir a la escuela, porque el armario estaba enfermo y pensó en quedarse con él para cuidarlo. Llamó al doctor  Mono y este le dijo que tan sólo era un constipado. El elefante lo cuido muy bien y pasados unos días se puso bueno. Juntos se fueron a celebrarlo a la calle, un día de viento y frío. Al día siguiente, el elefante se puso enfermo y ahora era el armario quien tuvo que cuidarlo hasta que se pudo recuperarEl elefante dejo de  ir al colegio durante unos días, porque no se encontraba bien. Pero pronto se recuperó. Pasados unos días los dos fueron juntos al colegio de nuevo y volvieron a ver a sus amigos.

Valeria Díaz Guerrero
4º de Primaria
Canillas de Albaida

miércoles, 10 de febrero de 2016

"CRÓNICAS ALBAIDIANAS" de Víctor Domínguez López

     
Ilustración Víctor Domínguez López

    Una tarde de otoño iba yo por la calle y vi una nave espacial en el polideportivo. Vi la puerta abierta y entré dentro de la nave de los alienígenas. Me asusté y salí corriendo de la nave y del polideportivo. Me fui corriendo por el llano de Canillas de Albaida. Los alienígenas gritaban en inglés y preguntaban mi nombre, pero yo seguía corriendo asustado por el llano camino de mi casa.

Víctor Domínguez López
4 de Primaria
Canillas de Albaida

"CRÓNICAS ALBAIDIANAS" de Valeria Díaz Guerrero.


Ilustración Valeria Díaz Guerrero


     Una tarde de verano de 2086 estábamos todos jugando y vimos una nave espacial en Santa Ana. La nave estaba llena de luces de colores. De ella se bajo un alienígena, que era muy bajito y cabezón, con los ojos de un caracol. Nosotros le pusimos de nombre Calabacín.

     Calabacín no paraba de decir: - Baja, baja. Nosotros no sabíamos que quería decir hasta que descubrimos que Calabacín tenía hambre. Entonces lo llevamos a comer pollos asados a la piscina. Después nos pusimos a jugar en el parque. 

     Calabacín se hizo muy amigo nuestro. Siempre nos peleábamos entre los amigos, porque él siempre quería venir a dormir con nosotros a nuestra casa. Siempre quedábamos a las doce para jugar en el parque. 

     Calabacín siempre decía antes de jugar que había que comer pollos asados. Un día desapareció de nuestro pueblo sin decir adiós. Desde entonces estamos muy tristes.

Valeria Díaz Guerrero
4º de Primaria
Canillas de Albaida

"Un hermoso amanecer" de Raúl Martín Fernández

Ilustración Raúl Martín Fernández




Amanece en la montaña. Los rayos del sol salen iluminando el bosque. El viento arrastra las hojas de los árboles. Es otoño. Entre las hojas que han caído crecen setas debajo de los árboles. Los pájaros se van a otros países más calientes. A lo lejos el cielo cambia su color amarillo y naranja. El día nace y todo se ilumina.


Raúl Martín Rodríguez
 3º de Primaria
Canillas de Albaida


jueves, 14 de enero de 2016

"Las cuatro princesas y los cuatro caballeros" de Sophia Hannah Wilckonson





Había una vez en un castillo cuatro princesas, el rey papá de las princesas y la reina mamá de las princesas. Eran muy felices porque unos caballeros querían casar con las cuatro princesas.







Una se llamaba Hielo que tenía poderes de hielo, otra Flor que tenía poderes de primavera, otra Hoja de Otoño que tenía poderes del otoño y la que queda se llamaba Sol que tenía los poderes del verano.




Un día por la mañana cuando las cuatro princesas estaban dormidas vinieron cuatro monstruos y atraparon a las cuatro princesas y se las llevaron a una cueva.



 Ese día los cuatro caballeros querían ver a las cuatro princesas, pero no estaban en el castillo. La reina y el rey dijeron tristes y llorando:



-Los cuatro monstruos se han llevado a nuestras 4 hijas.
-¡Pues vamos a rescatar a las cuatro princesas! - dijo uno de los cuatro caballeros que estaba enamorado de la princesa Hielo.


Cuando llegaron los cuatro caballeros a la cueva pelearon con los cuatro monstruos. Los cuatro caballeros ganaron a los cuatro monstruos y los encerraron en su cueva con una llave mágica de color amarillo.



Entonces lo cuatro caballeros llevaron a las cuatro princesas al castillo del rey y de la reina.

Pasados unos días las cuatro princesas y los cuatro caballeros se casaron en el castillo e hicieron una fiesta. Vivieron felices y comieron sandwiches de queso.


Fin



Sophia Hannah Wilckonson
2º de primaria

Canillas de Albaida

martes, 12 de enero de 2016

"El castillo pequeño" de Aya Zerhouni Al Allamia



Érase una vez una reina que vivía en un castillo marrón y muy pequeño. El castillo tenía unas puertas gigantes azules. Al lado había un bosque de árboles gigantes y un jardín de flores.




La reina tenía una hija princesa, Un día se fueron al castillo de los abuelitos de la princesa. Los abuelitos hacían una fiesta porque era el cumpleaños de su boda.






La reina y la princesa iban disfrazadas de hadas. El sol mira a la princesa y la reina y da calorcito, y da calorcito porque hace frío. Los pájaros vuelan con las nubes.


Aya Zerhouni

Primero de Primaria
Canillas de Albaida

6 años