Translate

viernes, 18 de marzo de 2016

"El kraken y las gafas de sol" de Denis Rodríguez López

Ilustración Denis Rodríguez López
   Érase una vez un kraken de color azul cielo. Un día estaba nadando en el mar y se encontró unas gafas de sol entre los corales. Las gafas eran negras y muy grandes. El kraken cogió las gafas y se las puso, se fue paseando por la orilla de la playa. Vio de pronto una kraken muy guapa, morada y simpática, que tenía un bolso pequeño de color rosa.
    La kraken vio también al kraken azul y se fue hacia él. Cuando viola marca de las gafas, se quedó boquiabierta.
     -¡Hola! - le dijo la Kraken - ¡Qué gafas más bonitas!
    El kraken se quitó las gafas para verla mejor y las guardo en un bolsillo.
     - Gracias, eres muy simpática.
   Ella se puso muy contenta y le dio un abrazo. La kraken le quitó las gafas, sin que el kraken se diera cuenta, y se las guardó. El kraken y la kraken dieron un paseo, de repente vió las gafas de sol en su bolso, que se había abierto. Así que el kraken se las quito cuidadosamente y se las puso, y le dijo: 
  -¡Eres una ladrona! 
 El kraken se puso las gafas de sol y se fue caminando por la orilla de la playa.
Denis Rodríguez López
4º de Primaria.
Canillas de Albaida

miércoles, 16 de marzo de 2016

"El caballo y la rosa" de Raúl Martín Fernández

   
Ilustración Raúl Martín Fernández

   El caballo trotaba por el prado y se encontró con una rosa. Ésta le dijo:
    -¡Eh, qué me pisas! 

     El caballo no la escucho y la pisó. La rosa enfurecida le dijo:           -¡Qué me has pisado, Blanca Flor!

   El caballo le pidió perdón, charlaron y se hicieron amigos. 

  Un día apareció el señor Jazmín. La rosa se enamoró de él y se fue con el señor Jazmín a un jardín precioso. Al día siguiente se enteró el caballo y fue a hablar con el señor Jazmín, porque estaba enamorado de la rosa, y le pidió que le dejara hablar con ella, pues quería regalarle un anillo. El señor Jazmín le dijo:

   - ¿Qué te lo has creído?

   El caballo se puso triste y se fue a su casa.

   Pasado el tiempo el señor Jazmín y la rosa se casaron y tuvieron dos rositas pequeñitas... El caballo dejó de pensar en la rosa y empezó a ser feliz de nuevo.

Raúl Martín Fernández
4º de Primaria
Canillas de Albaida

"La pareja fantástica" de Valeria Díaz Guerrero

Ilustración Valeria Díaz Guerrero



   El elefante estaba contento y cantaba, porque se había comprado ropa. Fue a la tienda pues necesitaba un armario, en la tienda  no había armarios. El elefante se marchó triste y desolado.
   De camino a casa se encontró con su amiga Águila y le dijo: 

   -Yo sé que necesitas un armario.
                                                                  
  En su casa, Águila tenía un armario robot, que él mismo guardaba la ropa, y la sacaba para el día siguiente. Preparaba el desayuno y también  peinaba a su  dueño. El elefante le prometió al Águila que sería el mejor amigo del armario y que cuidaría siempre de él.Y entonces le contaría las cosas que le sucederían en la escuela.

  Un día el elefante no pudo ir a la escuela, porque el armario estaba enfermo y pensó en quedarse con él para cuidarlo. Llamó al doctor  Mono y este le dijo que tan sólo era un constipado. El elefante lo cuido muy bien y pasados unos días se puso bueno. Juntos se fueron a celebrarlo a la calle, un día de viento y frío. Al día siguiente, el elefante se puso enfermo y ahora era el armario quien tuvo que cuidarlo hasta que se pudo recuperarEl elefante dejo de  ir al colegio durante unos días, porque no se encontraba bien. Pero pronto se recuperó. Pasados unos días los dos fueron juntos al colegio de nuevo y volvieron a ver a sus amigos.

Valeria Díaz Guerrero
4º de Primaria
Canillas de Albaida